Cartas a Dios desde América Latina

Una manera de contemplar la religiosidad americana
En estas páginas se dan cita más de medio centenar de personas de distintos países de América Latina y el Caribe que se han atrevido a escribirle una carta a Dios. Un libro, pues, que es un verdadero mosaico de expresiones originales de trato y de relación personalizada con Dios. El repertorio y la variedad son grandes. Pone en contacto, pensando en un público plural, las diferentes percepciones, experiencias, anhelos, dudas y expectativas que suscita el hecho religioso. Esto lo expresan los autores a través de una sencilla carta dirigida a Dios. El Dios de los cristianos, el Dios de los que buscan y no encuentran, el Dios ante el que se suspende cualquier juicio, el Dios ante el cual uno protesta, se queja, da gracias, espera o deja de esperar; el Dios que es padre y madre, presencia y acción misteriosa, misterio y mensaje; Abbá que despierta el sentimiento filial y fraterno que a veces duerme en nosotros. El Dios con el que se aprende ternura y misericordia, audacia y lucidez, adoración y alabanza, perdón y alegría, felicidad y fecundidad. El Dios que nos reveló y que es Jesús.
Autor
ISBN: 
9789588825304
Fecha publicación: 
02/03/2015
Encuadernación:
Núm. páginas: 
296
Código interno:
167101
  • Ver índice
    Índice: 

    Presentación, de José María Arnaiz

    Argentina
    Desde las pampas del Sur, Mamerto Menapace
    Que tu guía nos libere, Mariano Abraham
    Las galaxias nos miran, Piero De Benedictis
    Dios inventó la amistad, Vicente Eschepe Gil
    Al Dios de mis hermanos, Víctor Manuel Fernández

    Bolivia
    Donde está el pobre, allí está Dios, Nicolás Castellanos
    Naqui ubai Tupas, Roberto Tomichá Charupá
    Sintiendo el deseo ardiente de tocar tu corazón, Sofía Chipana Quispe
     
    Brasil
    Me miras con amor a pesar de mi insignificancia, Demétrio Valentini
    Desde el compromiso que pasa por la cárcel, Eliana Bellini Rolemberg
    Dolor y esperanza, Gabriel Chalita
    ¡Mis ojos no pueden verte!, Jung Mo Sung
    Al Dios que es Amante, Amado y el mismo Amor, María Clara Bingemer
    En camino hacia donde vives por siempre, Paulo Petry
    Que seamos constructores de tu Reino aquí en la tierra, Raphael Freire
    Ayúdanos a reinventarnos, Thelia Pinheiro
     
    Chile
    Cuando meditaba en el silencio, Alejandra Izquierdo
    Dios, permítenos encontrarte, Benito José Baranda
    Carta a Dios, Bernardino Piñera C.
    Para mi Padre celestial, Héctor Ávila Benavides
    Creo en el Dios de la creación continua, Sergio Torres González
     
    Colombia
    Carta a mi Dios: ¡espérame!, Alejandro Londoño
    Vasija restaurada en las manos del Señor, Alicia Argüello
    Sol de medianoche, Beatriz Elena Herrón Durango
    Carta a la divinidad, Carmiña Navia Velasco
    Carta de un agnóstico que quisiera creer, Félix Posada
    ¿Cómo conocerte?, Javier Darío Restrepo
    Amaos los unos a los otros –o las unas a las otras– como yo os he amado, Jhonathan Enrique Cabuya
    Tú eres mi fortaleza, mi polo a tierra, mi todo, M. M. O.
    Una mujer agradecida, María Fernanda Galvis
    ¿Quién has sido para mí? ¡Un Liberador!, Nel Hedye Beltrán Santamaría
     
    Costa Rica
    Carta a Dios desde América Latina, Álvaro Rodríguez Echeverría
    Simplemente gracias, Elsa Tamez
    A ti, Divinidad en mí…, Silvia Regina de Lima Silva

    Cuba
    Desde «dentro» y desde «abajo» en un clic, Benjamín González Buelta
    Sigues siendo en el hoy difícil que vivimos, María Margarita Hernández

    Ecuador
    Desde Abya Yala... con esperanza, Luigi –Gigi– Ricchiardi
    ¿Cómo dejar esta inercia y arriesgar la vida sin esperar a mañana?, María Eugenia Ramírez
    Carta a Dios sobre indígenas e Iglesia en Ecuador, Víctor Corral

    Guatemala
    Colocho, si me das la oportunidad de vivir…, Agustín Coroy Pérez
    Sin ti no lo hubiera logrado, Hugo Monroy

    Haití
    Haití, en donde el Reino despunta, Matilde Moreno
     
    Honduras
    Gracias, Óscar Rodríguez Maradiaga
     
    México
    Hallazgo potencial, Felipe de Jesús Monroy González
    De aquello que traigo en el corazón, José Sánchez Sánchez
    Carta a Abbá, Socorro Martínez
     
    Nicaragua
    Carta a Dios sobre su ausencia en el mundo de los pobres, Fernando Cardenal
    La carta que ya no podría escribirte..., José María Vigil


    Perú
    Preguntas tuyas que me interpelan, Carmen Lora
    Reiniciar el camino sin mirar atrás, Pedro Barreto
    Cuando la tierra tiembla, Ricardo García

    Puerto Rico
    Aunque es de noche, o por qué no escribiré una carta, Ángel Darío Carrero
    Mujer habitada, Carmen Margarita Fagot
    Carta orada a Dios Padre, que nos ama eternamente, Eusebio Ramos Morales

     
    República Dominicana
    Al Dios en cuya presencia habitamos, Aristides Peralta

    Uruguay
    Así me sigues enamorando, Cristina Robaina
    Carta al Dios de la vida compartida, Pablo Bonavía
    Ojos de luz para reconocerte, Susana Nuin Núñez

    Venezuela
    ¿Recibes cartas o te la sabes todas?, Baltazar Porras
    ¿No eres desde siempre el Señor? ¿Es que no te importamos?, Pedro Trigo
    Padre mío y Padre bueno, Nataly Carol Vega Hormazabal

$28.000

Si te pareció interesante este libro, también te interesará: